Listado de productos por marca México - Uciri

UCIRI, está conformada por campesinos cafeticultores indígenas: Zapotecos, Mixes, Mixtecos y Chontales de varias comunidades de la parte baja de la Sierra Juárez y algunos pertenecientes a la Sierra Mixe media y alta.

ORGANIZACIÓN: Asociación

Sitio web (nota: hemos constatado que con Firefox el enlace puede dar problemas)

Página en Facebook


UCIRI, está conformada por campesinos cafeticultores indígenas: Zapotecos, Mixes, Mixtecos y Chontales de varias comunidades de la parte baja de la Sierra Juárez y algunos pertenecientes a la Sierra Mixe media y alta.

En 1982 se formó la UCIRI, la integran 49 comunidades con 2,780 socios activos, todos pequeños productores de café. Actualmente venden café verde y café soluble orgánico al mercado nacional, países de la Unión Europea, Estados Unidos y recientemente también a Japón.

En UCIRI son productores orgánicos desde 1985, no utilizan fertilizantes químicos pues quieren a su tierra y quieren que ésta permanezca fértil. Para mejorar el suelo y las plantas utilizan abono orgánico, compost, recepas, terrazas, siembra de leguminosas y la poda a tiempo de plantas y árboles de sombra. Venden solamente café orgánico, debidamente inspeccionado y certificado a nivel internacional.

Objetivos

Producir un café biológico y comercializarlo sin depender de los intermediarios que controlan el mercado de manera mafiosa. Fomentar proyectos de educación y sociales.

BREVE HISTORIA GRUPO PRODUCTOR

Esta organización de autoayuda es la respuesta pacífica de los pequeños campesinos indígenas a la explotación y supresión. A principios de los años 80, campesinos en la región de Tehuantepec en el Estado Federado surmexicano de Oaxaca empezaron a organizarse. Recibieron apoyo por parte de unos curas católicos.

El problema más grande para los pequeños campesinos indígenas era los intermediarios comerciales, organizados al estilo de una mafia, que controlaban el transporte y la comercialización no sólo del café. Con la asociación se pretendía superar esta dependencia, lo que se logró en dos etapas.

En 1984, los campesinos de 17 comunidades fundaron UCIRI que fue reconocida oficialmente por el Estado. Los miembros empezaron a comercializar ellos mismos su café.

Gracias a créditos concedidos por el Banco Ecuménico de Desarrollo, en 1986 pudieron comprar camiones y buses y efectuar también el transporte ellos mismos.

El desafío de UCIRI hacía la mafia local tuvo sus consecuencias: Líderes voceros, conductores y pasajeros de la región fueron asesinados a tiros, se quemaron cargas y se atacaron los vehículos.

Hacía falta solidaridad, paciencia y el apoyo a través del Comercio Justo para que UCIRI llegase a ser lo que hoy en día representa: una comunidad fuerte con mucha influencia en toda la región.

Gepa ha colaborado con ICIRI desde el inicio. Juntas estas dos organizaciones lanzaron el primer café biológico y comercializado de manera justa al mercado alemán y europeo. Es gracias a este papel pionero de UCIRI que hoy en día numerosas cooperativas de pequeños campesinos en Oaxaca y en el Estado Federado vecino de Chiapas puedan comercializar un café ecológico a precios justos.

Nº BENEFICIARIOS

49 comunidades con 2,780 socios activos

PRODUCTOS

Café verde orgánico y café soluble.

BENEFICIO COMERCIO JUSTO

• La tierra: no usan fertilizantes químicos, pues la tierra, bien cuidada, no los necesita. Para mejorar el suelo y las plantas aplican programas de abono orgánico, composta, resepas, terrazas, siembra de leguminosas, poda de plantas y árboles de sombra.

• El trabajo: y los frutos que les da. No regalan el café a los acaparadores, sino lo venden al exterior directamente o a cooperativas en la región. No quieren depender totalmente de un cultivo, por eso en lugar de plantar más café van a mejorar los cafetales que ya tienen, y a sembrar más maíz, fríjol, verduras y frutales como son zarzamora, maracuyá, etc.

• La salud: quieren comer mejor, con verduras y frutas, usar medicinas de hierbas sanas y tener la casa limpia, para poder trabajar mejor, estar alegres y con menos preocupaciones. La solidaridad y el cariño que siembran en la montaña son la solidaridad y el cariño que Dios Padre les tiene.

• Vivir en una casa digna y humana, con cocina con su estufa Lorena, baño bueno (letrina seca), cuartos cómodos y patio de secado. Siguen luchando porque los pueblos tengan luz, agua potable y comunicación.

• Mantener la cultura y sabiduría. Mejorarla en lo necesario y valorar las cosas buenas de los antepasados, animándose a hablar su propia lengua. También quieren autoridades que sirvan y ayuden, no que los engañen.

• Organizarse cada vez mejor, tomando más conciencia de sus luchas y sus prácticas, de lo que pueden y tienen que hacer.

Los miembros de UCIRI no se consideran miserables, pero sí pobres, seres humanos que defienden su dignidad y tienen esperanza y fe en ellos mismos, porque creen en el Dios de Jesucristo que les da la fuerza, la luz, el calor, el agua, las frutas y todas las cosas de la tierra que necesitan.

La solidaridad y el cariño que siembran en la montaña es la solidaridad y el cariño que Dios Padre les tiene.

En estos años, las comunidades en las que UCIRI tiene presencia han visto florecer programas de educación para la alimentación, asistencia médica, renovación de vivienda y suministro de materiales de construcción, formación, transporte público, sanidad o creación de entidades de crédito.

Lamentamos las molestias.

Realice una nueva búsqueda sobre su interés